Terra chat b

Test de Velocidad. Miembros Visitantes actuales Nuevos mensajes de perfil Buscar en mensajes de perfil.


  • terra chat de sexo?
  • sala de terra chat?
  • marco san valentin.
  • dating alicante.
  • chat terra gratis en espanol!
  • Elegir Categorías.

Acceder Regístrate. Buscar solo en títulos. Para una mejor experiencia, por favor, activa JavaScript en el navegador antes de continuar. Iniciador del tema Anonymous Fecha de inicio 12 Septiembre Estado Cerrado para nuevas respuestas.

Anonymous Guest 12 Septiembre Hola zoneros. Quisiera saber cómo se puede entrar en el chat de terra con windows vista SP1,ya que son muchos intentos, y en muchos navegadores, y no consigo nada. Mensajes 13, Si lo de ONO es así, es una putada y bastante grande Gracias por las respuestas. Mensajes Anonymous Guest 17 Septiembre Cuando lo tengas instalado tendras que cargar el addon que hemos bajado.

divulga chat, promover produtos no bate papo Uol, Yahoo, Terra e etc

Desde el dominio Ole. El historial de Josep Vallés Rovira -su nombre completo- en el mundo de los negocios comenzó cuando su padre lo colocó de gerente de su gimnasio a los 17 años. Paralelamente, aprendía a tocar el piano y estudiaba Derecho. La jugada no salió mal, todo lo contrario: Pasó de tener unas pérdidas de cien millones de pesetas Con aquella experiencia, Vallés se lanzó al mundo de los negocios.

¿alguien sabe como entrar en el chat de terra? | Miscelánea | Foros ADSLZone

No era un apasionado de ninguna mercancía concreto, lo suyo era vender cualquier cosa. Pep Vallés fue quien ideó la creación de Olé, lo cual le acabaría trayendo muchos millones Así, tras unos años en los que supo antes de la filosofía del sembrador que de las aurigas de Platón, con una buena experiencia a sus espaldas pese a rondar los veinticinco años, pasó a vender camiones. Se convirtió en jefe de una empresa que operaba en el sur de Barcelona y, aunque no le fue tan bien, aprovechó para abrir una discoteca en la capital catalana, Studio 54, cuya web sigue abierta y es un viaje al pasado.

De ahí se marchó a Guinea Ecuatorial a seguir vendiendo camiones, y ante el cierre de las puertas del éxito, decidió pivotar: Pasó a vender productos farmacéuticos por los que recibía a cambio café y cacao, que luego revendía. Sangre de comerciante. En , con 29 años, decide volverse a Barcelona. Un matiz importante: No obstante, su experiencia comercial, su poder de convicción y su buena malla de contactos le valieron para que el entorno de la Generalitat Catalana se interesase por él.

Y aquí llegamos al germen de Olé. Junto a su jefe, José Gaspa Rovira , dio forma al portal Olé y lo presentó a la Fundació en el momento perfecto: El hype viene de lejos. La FCR dio el visto bueno a la creación y acordó los términos con los dos padres de la idea: Con un millón de pesetas 6.

terra chat

Alavedra no pudo hacer gran cosa y ordenó a la FCR que se deshiciera de Olé. Ahí empezó el calvario para muchos. Por apenas El nacimiento de Olé marcó por completo el devenir de Terra con demandas y renuncias masivas al proyecto. Sus cuentas iban engordando en la misma medida que sus fundadores buscaban la forma de que el Estado no se llevase los impuestos correspondientes, así que comenzaron a hacer ingeniería fiscal: Justo lo que ocurrió. Aquí, un nombre nuevo: Martín Velasco.

Era el consejero de Amper, una compañía controlada por Telefónica que inició conversaciones con Vallés para la compra de Olé. Cuando se enteró de dichas conversaciones, pensó en subir la operación de nivel y sacar tajada de ello: Al mismo tiempo, entró en Infosearch como accionista y fue haciendo espacio en su billetera.

Concretamente, casi 2. Terra ya existía como proyecto en desarrollo desde que Telefónica puso 1. Durante esos mismos meses, Cinet fue vendido a Retevisión, otro histórico de las comunicaciones en España, por millones de pesetas. Por supuesto, Olé ya no tenía nada que ver con ellos.

Martín Velasco, el hombre que sabía demasiado, abandonó Amper justo a tiempo, dos meses antes de que Olé fuese vendida a Telefónica por 3. Esta compra sentó muy mal al equipo que llevaba dando forma a Terra desde septiembre de Como tantos otros, Nacho venía de IDG. En mayo de , cuando Terra ya estaba lista para salir, la gran mayoría del equipo que había trabajado en ella hasta entonces decidió marcharse por el malestar ocasionado por la elección de Olé, como nos cuenta Palou.

Convenció a Martin Varsavsky para que diese luz verde a un proyecto muy similar -portal de contenidos y entretenimiento- bajo el paraguas de Jazztel, la compañía que había fundado. Luego tuvo lugar una reunión en La Moraleja entre Varsavsky y unas veinticinco personas, las mismas que querían abandonar Telefónica. La gran mayoría lo hicieron tras firmar una carta de renuncia que iba circulando por los ordenadores de la plantilla con el nombre Bye bye Telefónica. La recibían, la imprimían, la firmaban, y la entregaban.

De aquellas renuncias nació, meses después, Ya. Hoy, la mayoría de sus miembros forman parte de un grupo privado de Facebook en el que de vez en cuando comparten recuerdos. En , tanto Ya. En Telefónica quedaba Olé integrado como el buscador de Terra, pero poco después desapareció todo rastro su marca original. La que se impuso fue fruto de la decisión de que el nombre saliese de un concurso interno durante el invierno de El ganador sería recompensado con un jamón.

Cosas de los noventa, no pregunten. Los miembros del equipo fueron dando sus listas con las ideas y por consenso se iban impulsando unas y descartando otras que estuvieron cerca de salir, como Aliseus , una adaptación de los vientos aliseos, o Muchamiel , coincidente con el nombre castellanizado de un pueblo alicantino, Mutxamel. La elección final dependía del departamento de marketing corporativo de Telefónica, en el edificio de Gran Vía. Una agencia de Miami, Future Branding, se encargó de dar forma al logo. Con el nombre escogido, era hora de ir a por el dominio.

Normas básicas para la convivencia en las salas:

Primer problema: Ahí es cuando aparece, de nuevo, Vallés , quien asegura que tiene contacto con ellos y puede intermediar para llegar a un acuerdo. Al final se acordó que Telefónica se hacía cargo de la compra de Terra. Mientras tanto, en los juzgados, Villalonga quedó señalado, en particular por el diario El Mundo , como culpable de haber utilizado información privilegiada en una operación que convirtió en millonarios a varios de los implicados, especialmente a Martín Velasco.

La operación de venta a Telefónica sí fue investigada por delito fiscal y los implicados fueron imputados. El caso acabó siendo archivado. España nunca fue el límite y siempre se trató de tener una presencia fuerte en todo el continente americano. Para el recuerdo también queda una anécdota: La web salió tan bien y fue tan espectacular y exitosa que, una vez finalizado el evento, Telefónica decidió fichar a varios miembros de Telépolis, que se incorporaron al equipo que acabó formando Terra.

Por si no fuera suficiente con la fuerte polémica que trajo la operación de venta de Olé a Telefónica, que a la postre acabaría generando la Terra que conocimos, las compras infladas por las expectativas precias al pinchazo de la burbuja puntocom no se detuvieron. No pudo salir peor. La compra se hizo por Tras la compra, Telefónica puso un fuerte empeño en que Terra saliese a bolsa , incluyendo una intensa campaña en medios con un anuncio de televisión para que los ciudadanos invirtiesen en su OPV.

Como se puede ver en el vídeo, había una particularidad: Y media España quiso comprar, hasta el punto de que se tuvieron que hacer sorteos para otorgar participaciones en base a la inicial del apellido del interesado. El anuncio hizo su efecto. En el canal bolsa del IRC hispano era el monotema y nadie ponía en tela de juicio la locura y entusiasmo colectivo que rodeaba a la compañía. Daba la sensación de que si había algo de locos era no comprar acciones.

Terra sale a bolsa. Expectativas, furor. En las oficinas de todo el país había uno, dos o quince expertos en bolsa de la noche a la mañana. En enero, entró en el IBEX 35; en febrero, tocó techo con un valor de euros. Pasan los meses, se llega a la primavera del año Todo sigue igual: Terra subiendo, en un trimestre la revalorización superó el 1. Pero en abril, lluvias mil, y Terra sacó el paraguas. Las noticias que llegaban de Estados Unidos no eran buenas: Tras aquella Semana Santa, los accionistas de Terra comenzaron su penitencia.

La acción nunca dejó de caer, pero todos esperaban un repunte que nunca llegó antes de tener que vender sus títulos y asumir las pérdidas. Cada borrachera tiene su resaca y la OPV de Terra fue la madre de todas las cogorzas. Terminó pagando 5,25 euros por acción. Dos años después, ante la fusión con la gran teleco, Terra dejó de cotizar.

Muchas familias y pequeños inversores tuvieron que hacerse a la idea de que habían perdido mucho dinero. Con este suceso, Terra se convirtió en el mejor ejemplo español de lo que supuso la "burbuja puntocom". Las expectativas fueron demasiado elevadas: